miércoles, 31 de diciembre de 2014

¡¡¡¡¡Feliz Año Nuevo!!!!!!

Estos días de fiesta son un "no parar" de zampar: polvorones, mazapanes, turrón, bombones, frutas de Aragón...a cualquier hora, en cualquier lugar, ves cómo estos traviesos bocaditos invaden escaparates, atestan mostradores y acaparan toda nuestra atención, en esas bonitas bandejas que preparan, con tanto esmero, nuestras madres, nuestros amigos, para agasajar a sus invitados.
En toda reunión festivo-navideña que se precie  no puede faltar. Grandes bandejas de plata, vestidas con los mas preciosos paños de hilo, se desenpolvan para hacernos disfrutar, sin hacernos sentir culpables (hasta el 6 de enero).

Me encanta ese mimo con el que se prepara: lo mejor para los que más quiero.

La Nochebuena es, sin duda, para mí la noche, por excelencia, de las engalanadas porteadoras, por todo cuanto representa: familia reunida, tradición...

No obstante, la Nochevieja, aunque también es una noche de reunión, no lo es tanto, de dichos manjares.

Esta noche es más de estar con los amigos, o con la familia, pero en petit comité. y todo cuanto se prepara, deja a un lado la tradición en pro de la ostentación y el glamour. Es por ello que los dulces que se ofrecen son  también, algo más refinados y acorde a la situación.

En este caso voy a compartir el dulce que nos acompañará junto al cava, en esta gélida noche:

TRUFAS DE CHOCOLATE NEGRO

INGREDIENTES:

- 375 gr de chocolate negro (el que más os guste: 70%, 90%....pero no menos del 55%)
- 250 ml de nata líquida
- 2 cucharaditas de mantequilla ( a ojo)
- un chorrito de brandy o Cointreau, o Kirsch... el que más os guste
- cacao puro sin azúcar (yo he usado el de VALOR)

ELABORACIÓN:

Fundimos el chocolate, junto con la mantequilla, al baño María o en el microondas (mucho cuidado, porque el chocolate no debe hervir nunca jamás)



Calentamos la nata y la añadimos al chocolate.



Mezclamos hasta que la mezcla sea homogénea.

Añadimos el chorrito de licor y mezclamos hasta que el resultado sea una mezcla homogénea, brillante y sedosa



Tapamos bien con un film y dejamos enfriar en el frigo hasta que esté bien dura nuestra trufa (unas 3 o 4 horas)

Una vez fuera del frigo,  con ayuda de una cucharilla, cogemos porciones de dicha masa y, o bien redondeamos entre nuestras manos, haciendo bolitas, o bien, dejamos unas formas más irregulares, como rocas ( lo prefiero).



Ponemos el cacao puro sin azúcar en un platito y las rebozamos, eliminando el sobrante, dándoles unos golpecitos



Y eso es todo



Este color es por el flash de la cámara del móvil. Perdonad, pero en este caso no he contado con otro medio.


Ya se que me he retrasado en poneros esta receta y que no llegáis a tiempo de prepararla, o sí ( si os dais un poco de prisa), pero bueno, siempre la podéis preparar para la comida de Año Nuevo, que tampoco está nada mal.

Lo dicho: !!!!!!Feliz Año Nuevo¡¡¡¡¡¡¡

Os espero en el 2015

Hasta el próximo dulce y....

bon profit!!!!!

1 comentario:

Me encanta que participes. Así ayudas a mantener vivo el blog.