jueves, 26 de septiembre de 2013

Super Desayuno de Cumpleaños

Cuando alguien te dice: te voy a hacer un encargo para un cumpleaños, siempre piensas en una tarta... pues esta vez no: ha sido un DESAYUNO.

Me hizo mucha ilusión, pues me planteaba el reto de ser original (dentro de las mínimas posibilidades que te lo permite la primera ingesta matutina).

En lo primero que pensé fue: unas galletas con chips de chocolate.  Pero esto se me antojaba poca cosa, así que se me ocurrió que podría haber una segunda variedad de galletas:  unas ricas galletas de mantequilla. Pero aun así  me parecía que esto cojeaba....y para completarlo pensé hacer unos muffins de chocolate bien chocolateados.

La chica que me hizo el encargo (una amiga de mi hermano), me propuso ir un poco más allá. Ella esperaba que fuera un desayuno completo, y claro, esto incluye  su  zumo, la  leche con el cacao... y yo pensé, ostras!!!! y cómo hago yo para hacerle llevar esto....

Para más inri, la homenajeada se encontraba hospedada en un hotel de la capital, con lo que el encargo consistía en hacerle llegar dicho desayuno hasta el mismo...

Madre del Amor Hermoso!!!! En qué berengenal me he metido?

Mi mente empezó a echar humo, y el Whatsapp también!!! (- Gracias tecnología, me has salvado la vida. Yo que renegaba de ti y ahora me postro a tus pies-).

Y llegué a la conclusión: cómo le  llevaría el  desayuno, a alguien, a la cama? Pues la respuesta es obvia: en una bandeja. Dicho y hecho.

Así que me hice con una bandeja monísima, y una  estupenda taza para la leche y el cacao. Compré también unas pajitas, que creí adecuadas, ya que me basé en tonos azules ( por petición).




Sólo me faltaba liarme a cocinar...

La noche anterior dejé preparadas las galletas



Estas son , como podéis apreciar, las galletas con chips de chocolate,( o cookies). Que olían.....a gloria bendita.



 Una vez ya frías, las empaqueté para que se conservaran mejor


Y estas son las galletas de mantequilla.

Tras dormir unas pocas horas, me levanté a las ¡¡¡5!!!!! de la mañana  para que los muffins estuvieran tiernos y calentitos, me diera tiempo de preparar la bandeja, llevárselo a la cumpleañera... y no llegar tarde al trabajo!!!!!!

Muffins de chocolate (para un desayuno de cumpleaños)
(Basados en la receta del libro de pasteleria de Caroline Bretherton)

Ingredientes:

- 225gr de harina
- 60gr de cacao en polvo sin azúcar ( yo uso Valor, el de la lata metálica)
- 1/2 cta de levadura Royal
- 1/2 cta de bicarbonato
- 1 pizca de sal
- 115 gr de azúcar moreno
- 250ml de leche
- 6 cdas de aceite de girasol
- 1/2 cta de extracto de vainilla
- 2 huevos L
- 150gr de chips de chocolate

Elaboración:

Precalentad el horno a 200º ( así tendrán esa bonita forma puntiaguda).
Poned los moldes en la bandeja ( yo he utilizado unos para muffins, y no para cupcakes, porque son más grandotes, pero podéis utilizar los que queráis)
En un cuenco grande, tamizad la harina, la sal, la levadura, el cacao y el bicarbonato. Agregad el azúcar y los chips de chocolate. Mezclad bien.
En otro cuenco batir los huevos, el aceite, la vainilla y la leche.
Añadir la mezcla líquida  a los ingredientes secos  y mezclar con una espátula, con movimientos envolventes hasta conseguir una masa grumosa.
Llenad los moldes 3/4 partes de su tamaño y hornear unos 15 minutos o hasta que estén firmes al tacto.
Pasad los muffins a una rejilla y dejad enfriad, si os podéis resistir ¡¡¡¡¡cuidado que abrasan!!!!!!

Si os queda alguno, lo podéis conservar un par de días en un recipiente hermético, y si hacéis para un regimiento, los podéis congelar. Si los sacáis a la hora de comer, los tendréis listos para disfrutar de una merienda estupenda.



Perdonad que no hayan fotos del paso a paso, como es habitual en mí pero, con un ojo pegado todavía, no pensé  que esto lo podía compartir con vosotros.

No obstante, aquí tengo los mejores momentos del ensamblaje de la bandeja y sus elementos.



El resultado, en la rejilla mientras se enfriaban un poquito...

... y mientras tanto ( en otra habitación para no turbarme con el hechizador aroma de chocolate)...



Por supuesto, le hice una felicitación personalizada, cuyo contenido me reservo por privacidad, aunque el continente sí os lo muestro:



Y qué sería de un cumpleaños sin globos?  Por petición de la madre de la agasajeada, globo tendría su niña!!!




Poco a poco fue tomando forma

Y con la bandeja bien surtida, me aventuré hasta el hotelito en cuestión.

Llegué ( el recepcionista estaba al tanto de todo y se ofreció a llevarlo... pero quise entregarlo yo misma).

Subí hasta la habitación (eran las 8:15 am.) y llamé a la puerta.
 - ¿quien es? - me preguntó una voz queda
 - Es la Srta.  "X" ?? - y el silencio lo envolvió todo

Al cabo de unos minutos, plantada ante la puerta de la habitación "X", ocupada por la Srta "X",cargada con una bandeja llena de comida y con un globo al viento, volví a pensar en el berengenal en el que me había metido...   Tras dudar, estuve a punto de zamparme el contenido y marcharme con el continente bajo el brazo.  Pero no: tenía una misión: entregar el desayuno de cumpleaños, aunque fuera lo más raro que me había pasado hasta la fecha.

Me armé de valor, volví a llamar a la puerta y (ahora sí pude escuchar como unos pasos se acercaban) la abrió una adormilada chica, en pijamilla, con los ojos pegados por el sueño y cara de estupefacción, al tiempo.

 -¡¡Feliz cumpleaños!! - dije, sin pensar-


La chica, flipando en colores, tomó la bandeja con su Super Desayuno de Cumpleaños; di media vuelta y me marché.

Cuando salí de allí respiré aliviada ( al menos no me había llevado una bronca por haberla despertado, pensé)
Enseguida me whatsappearon que le encantó la sorpresa y que todo estaba riquísimo.

Bieeeeeeeeeeennnnnnn!!!!!! Di un salto mortal con tirabuzón desde mi trampolín imaginario), me subí al coche y me fui a trabajar.


Estas son las cosas que hacen la vida sea más interesante, más divertida.

Al principio me pareció una idea muy original, luego empecé a asustarme un poco, frente a la puerta de la habitación casi me da algo... Pero ahora, me alegro de haber aceptado el encargo y el reto de hacer algo distinto.

Gracias por haber confiado en mí, para esto.

Y lanzo un mensaje al infinito....... ¡Cómo me gustaría que alguien me preparara una sorpresa así!

Hasta el próximo dulce y...

Bon profit!!!!

2 comentarios:

  1. eres mi Amelie! sabes? ya estoy con los preparativos y te necesito!
    muá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí estoy para lo que necesites, guapa!!!!!!!!

      Eliminar

Me encanta que participes. Así ayudas a mantener vivo el blog.