miércoles, 10 de julio de 2013

Gran día de patos

Todo el mundo conoce la expresión "tener un día de perros".
Tener un dia de patos podría ser esto: Pasar un día en el Parque Reina Sofía de Guardamar....




.... pero NO!!!!!!!!!!!!!

Tener un día de patos es....

Ese día tienes un presentimiento: HOY VA A SER UN GRAN DÍA. Y no te equivocas!
Todo empieza por la mañana. Te despiertas antes de tiempo, apagas la alarma, haces tu ejercicio de rutina y te metes en la ducha.
Coges el gel, se te resbala y te cae encima de los deditos del pie: Auuuuuuuu!! Aullas. Todo bajo control. Te enjabonas y Ayyyyyy!! te das en todo el codo, con el cierre de la ventana. Bueno, podría haber sido peor... Cuando vas a aclararte, va y se acaba el gas. Menos mal que es verano, si no... te congelas. Bueno, prueba superada.
Te vistes.
Te preparas el desayuno, te sientas y cuando vas a comerte el kiwi, el juguillo te salpica en esa camiseta blanca impoluta, pese a haberte puesto una servilleta en el regazo. Si es que no puede ser conmigo.... Continuas con los cereales y chaffff!!!! gota de leche chocolateada encima del pantalón. Menos mal, que no me había cambiado de ropa.
Te cambias  y te vas al trabajo.
Allí te encuentras con que al intentar abrir la puerta del comercio, parece que el mando no quiere ir. Después de varios intentos, accede y te deja comenzar tu jornada.
Pammmmmm!!!! Golpetazo en la cadera contra el pico del mostrador y moretón que lo atestigua.
Cliiiiinnnnnngggg!! Llaves que se caen de las manos.
¿Pero qué ocurre? Parece que hoy todo está embadurnado de mantequilla.
Segunda prueba superada

Por fin llegas a casa, a mediodía. Pones la olla al fuego con agua, aceite y sal. Destapas una lata de atún, la escurres. El agua empieza a hervir. Abres el armario y se te cae a la cabeza medio paquete de harina (menos mal, que era medio). Coges el bote de los macarrones y ves que está vacío. Tranquila, aun tienes los espaguetti de reserva. Ostras, no!!!!!! que ya los había gastado....total, que acabas tirando el agua por el desagüe. Coges un poco de lechuga, lo mezclas con el atún, e improvisas una ensalada, como puedes.
Tercera prueba superada
.
Por la tarde, idem. Vuelves al trabajo e intentas que esta vez no te caigan muchas cosas al suelo.  Piensas en envolverte en papel de burbuja para no darte más golpes....
Cuarta prueba superada.

Llegas a casa por la noche, te preparas la cena. Parece que todo ha vuelto a la normalidad. Menos mal!!!!
Recoges los platos y te pones a fregar. Crashhhhhhhhh!!!! Noooooooooooooooooooooooo!!!!! Mi bol del desayuno hecho añicos. Mis manos vuelven a estar "untadas en mantequilla".



Quinta prueba superada.
Te pones el pijama, medio temblorosa, a ver si pasa algo más.
y claro, no quieres ni pensar en la temida frase: "podría ser peor", porque claro, realmente PODRÍA SER PEOR de verdad.
Angustiada te metes en la cama, te pones una peli de esas que te dejan kao (cualquier comedia romántica soporífera) para conciliar rápidamente el sueño. y mientras  Morfeo se acerca a ti, recuerdas el presentimiento que tuviste al despertar. Hoy va a ser un GRAN DÍA..... sí, pero "DE PATOS".

 Para nadie que me conozca es un secreto: soy una patosa, pero lo de ese día, bate records:
Por supuesto, esta receta, es posterior. No me atreví a hacer nada más allá de mi "apreciada" rutina, por si las moscas....

Galletas de avena y chips de chocolate
(De un programa de Canal Cocina)

Necesitas: un bol, una varilla manual, una espátula o lengua de gato, una picadora eléctrica

Ingredientes:
- 230gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 200gr de azúcar blanco
- 230gr de azúcar moreno
- 300gr de harina
- 1 cta de extracto de vainilla ( el mejor que tengáis)
- 2 huevos L o 3 M
- 1 cta. de levadura química (Royal)
- 1 cta de bicarbonato
- 1/2 cta de sal
- 215gr de avena molida (yo he comprado copos de avena y los he molido)
- 120gr de chocolate negro rallado
- 250gr de "gotas" de chocolate

Elaboración:

Molemos la avena en la picadora y la apartamos.





Precalentamos el horno a 190º.
Ponemos la mantequilla en un bol y la batimos bien, con la varilla



Añadimos el azúcar blanco y el moreno y lo batimos bien. Seguro que se queda dentro de la varilla, pero no desesperéis. Si sacudís un poco, sale con facilidad la masa.



Añadimos la vainilla y mezclamos.



Incorporamos los huevos de uno  en uno integrando bien, antes de añadir otro.



Añadimos la harina tamizada junto la sal, la levadura y el bicarbonato.



Lo mezclamos bien, con la espátula.



Añadimos la avena y la integramos.



Añadimos el chocolate rallado.



por últimos añadimos las gotas de chocolate.



Colocamos un papel vegetal en la bandeja del horno.
Hacemos unas bolas del tamaño de una nuez, o un poco mayor y las colocamos bien separadas. Colocar nueve bolitas por bandeja, es lo mejor.



Horneamos durante 15 minutos o hasta que estén doradas.



Dejamos enfriar en una rejilla y....ya nos las podemos comer.




Amig@s, recordad esto: cunado tengáis el presentimiento que va a ser un gran día..... volved a acostaros, fingir alguna enfermedad, no os levantéis... podría pasaros como a mí y tener UN GRAN DÍA DE PATOS.

Hasta el próximo dulce y....

Bon profit!!!!



10 comentarios:

  1. no puede ser Regina,
    tantas cosas juntas es imposible que le pasen a uno,
    si es que es mejor que te hubieras acostado antes de marcharte
    al trabajo por la mañana....
    madre míaaaaa!!!!
    menos mal que ya ha pasado todo...
    las galletas deben de estar buenísimas
    seguro
    y a mí que me había dado una alegría cuando
    he visto la foto de los patos,
    vamos que creia que estabas de vaciones...
    un besito,
    y cuidado con el pie que te levantassss...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que aun he olvidado algo más de lo que me pasó....jajajajjaj. Soy una patosa redomada, pero ese día fue brutal.
      Vacaciones.... hasta octubre nada, pero bueno, me consuela los dias largos para hacer mil cosas.
      Un beso muy grande y gracias por seguir ahí!!!!

      Eliminar
  2. T puedo asegurar k px la reposteria no eres nada patosa..Me acabo d comer dos de estas galletas en un momento y me han sabido a gloria.....k bien me cuidas compi....las voy a intentar hacer..

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, lo que me he reído contigo, niña! Todas las leyes de murphy juntas contra tí el mismo día... te has pasado tres pueblos. Y con las galletas también te has pasado porque son una pasada! Me encantan
    Un besito preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Murphy y yo, primos hermanos...jajajajajj. Prueba a hacerlas, te van a encantar. La avena les da un toque especial.
      Un beso

      Eliminar
  4. Me siento identificada totalmente con tu día de patos!! Tengo de esos a menudo hahahaha. Pero con un par de esas galletas seguro que uno se olvida de todo, se ven estupendas!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy bastante patosa, pero lo de ese día.... es inolvidable e insuperable. Todo lo que pudo salir mal, salió peor...jajjajaj.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. hola buenas te unes a mi blog y yo me uno al tuyo?
    mi blog es
    http://lacasitadeaitana.blogspot.com.es/
    besitos noemi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me he dado una vuelta por tu blog y me he hecho seguidora.
      Gracias!!

      Eliminar
  6. mil graciasss guapi por unirte ami blog, acabo de unirme yo tambien al tuyo soy noemigf. besitosss noe

    ResponderEliminar

Me encanta que participes. Así ayudas a mantener vivo el blog.